YOGA

Todo lo que necesitas saber para comenzar a hacer yoga

La palabra yoga viene del sánscrito yuj y se interpreta como unión o conectar con. Yoga es la unión de la conciencia individual con la Conciencia Infinita, te permite conectar con todas las partes de ti mismo: cuerpo, mente y alma. Cada vez que intentes conectar con cualquier aspecto de ti mismo estarás haciendo yoga.

El yoga va mas allá de ser un sistema físico como comúnmente se cree, es un sistema espiritual con un componente físico que son las asanas o posturas. Su objetivo es la auto-realización, a pesar que se consigue flexibilidad y se realizan posturas (asanas), esto no es lo principal. El yoga te permite tomar conciencia de la mente y de los ruidos que crea, tomando conciencia de todo lo que representa y no identificarse con ello, asimismo sirve para crear espacio donde te has sentido atascado, para ir quitando barreras que construiste alrededor de tu corazón, para  poder apreciar tu cuerpo y aprender a estar más atento, alerta, de manera que puedas reconciliarte con quien eres y  practicar la meta principal que es realizar tu esencia, para poder amar y amarte,  y que puedas compartir este crecimiento con los demás. El verdadero progreso se ve en tu comportamiento, tu capacidad de aceptación con el mundo, cómo eres capaz de observar tus patrones y reacciones diariamente, como respiras conscientemente y vives más en el momento presente.

Beneficios del Yoga

Descubre los numerosos beneficios de esta práctica milenaria...

El Yoga es, sin dudas, una de las mejores disciplinas para el cuidado de nuestra salud, pues es mucho más que un ejercicio físico, ya que involucra a nuestro estado mental y espiritual, lo cual es la clave para mantenernos sanos y sentirnos plenos en el mundo de hoy, que es un objetivo común para la mayoría de la gente. Los siguientes son algunos de sus beneficios:

  • Potencia el desarrollo del cerebro debido a que la práctica de la meditación desarrolla la memoria, la concentración y hasta el tiempo de reacción ante diversos problemas.

  • Sirve para mejorar y reforzar en muchas formas el sistema inmunológico, el cual está compuesto por células (leucocitos), proteínas, tejidos y órganos que colaboran entre sí para protegernos y defendernos de gérmenes y microorganismos, es decir, es la defensa del cuerpo contra los agentes causantes de enfermedades.

  • Proporciona mejoría en estados depresivos porque produce aumento en el nivel de serotonina y disminuye el cortisol.

  • Mejora de los hábitos posturales de la columna vertebral y de la respiración.

  • Contribuye con la sanación y el manejo de todo tipo de emociones negativas como la ira o la agresividad. Por eso es recomendable su práctica a quienes estén pasando por algún periodo de desequilibrio emocional.

  • Evita el estreñimiento y todo tipo de enfermedades digestivas y de colon, debido que maneja el sistema nervioso y las emociones.. Las posturas de yoga ayudan a mover los desechos intestinales de manera más fácil.

  • Regula la circulación debido a ciertas posturas que permiten el paso de oxígeno en la sangre principalmente de las extremidades.

  • Permite la canalización de la energía.

  • Aumento de la autoestima y de la interacción con los demás.

  • Mejora y fortalece la masa ósea. Un estudio no publicado, de la Universidad del Estado de California, demuestra que el Yoga intensifica la densidad de los huesos y baja los niveles de la hormona del estrés o cortisol lo cual ayuda conservar el calcio en los huesos.

  • Regula la circulación debido a ciertas posturas que permiten el paso de oxígeno en la sangre principalmente de las extremidades.

  • Quema calorías y por ende no permite subidas de peso si los hábitos alimenticios son adecuados. Por lo general las personas que practican el yoga son vegetarianas o mantienen un nivel de vida muy sano para estar en coherencia con su filosofía.

  • Aumenta la habilidad en el manejo del equilibrio y el espacio corporal.

Consejos para practicar Yoga

10 consejos para principiantes de yoga 

  1. Iniciar la práctica del Yoga en sesiones cortas y luego irlas extendiendo poco a poco en cuanto a su duración.

  2. Comenzar con un precalentamiento, ya que los músculos han de adquirir la fluidez necesaria antes de intentar estiramientos complejos.

  3. Usar una esterilla o colchoneta lo bastante larga como para permitir que su cuerpo descanse con comodidad y no utilizar una alfombra porque sus pies pueden resbalar.

  4. Evitar posibles interrupciones. Para ello se aconseja desconectar el teléfono, el móvil y no usar el reloj.

  5. Practicar el yoga descalzo y con ropa ligera y cómoda que no le impida realizar los movimientos. No utilizar joyería. Quitar las lentes de contacto y recoger el pelo.

  6. Realizar los movimientos de forma lenta y suave, poniendo especial atención a la exactitud y el alineamiento del cuerpo. Asegúrese de no lastimarse o forzar su cuerpo más allá de lo que naturalmente le da. Con el tiempo su cuerpo será cada vez más flexible, no lo presione.

  7. No retener la respiración. Como una regla general, su respiración debe ser en un movimiento hacia arriba en donde su pecho y abdomen se expandan para recibir el aire y para botarlo deberá comprimir el abdomen.

  8. Hacer ajustes nutricionales, se recomienda que la comida debe ser más ligera y contener carbohidratos y fibra de procesamiento lentos; Coma más avena, granos, frutas y verduras. Una dieta saludable también implica desayunos más abundantes y cenas muy ligeras.

  9. No comer justo antes de una sesión de yoga. Esperar un mínimo de 4 a 5 horas después de una comida pesada o 2 a 3 horas después de una merienda.

  10. Incorpora también la práctica de meditación y pranayama (respiración yóguica), las cuales son esenciales para complementar el yoga. Mejorarán tu salud física y mental, y harán del yoga una experiencia mucho más significativa.

Tipos de Yoga

Conoce los diversos tipos de yoga y escoge los que más se adapten a tí...

  • Hatha Yoga: Hatha es un término genérico que se refiere a cualquier tipo de yoga que enseña posturas físicas. Casi todos los tipos de yoga que se enseñan en Occidente son Hatha yoga. El hatha es uno de los tipos de yoga más físicos e intenta despertar nuestra energía en el cuerpo. El propósito principal es aumentar nuestra flexibidad y fortaleza física junto con ejercicios de respiración que acompañan el movimiento. Para lograr despertar nuestra energía corporal, se trabaja mucho con la respiración, cierres y aperturas de canales energéticos y posturas específicas de manos para que la energía pueda fluir de manera natural. Se considera al hatha yoga como la base del resto de las disciplinas dentro del yoga, caracterizada hoy como la práctica principal de posturas pausadas y profundas.

  • Raja Yoga: Generalmente, se refiere al sistema de yoga que se describe en los Yoga Sutras de Patanjali. En este antiguo texto se describen ocho etapas del yoga que se conocen como Raja Yoga. Es un sistema integral de yoga que se ocupa del refinamiento del comportamiento y la personalidad humana a través de la práctica de los yamas (restricción) y niyamas (disciplinas); el logro de la salud física y la vitalidad a través de asanas (posturas) y pranayamas (técnicas de respiración pránica); manejo de los conflictos mentales y emocionales, y desarrollo de conciencia y concentración a través de pratyahara (retiro sensorial) y dharana (concentración); y desarrollar el aspecto creativo de la conciencia a través de dhyana (meditación) y samadhi (absorción en la identidad universal).

  • Karma Yoga: Este tipo de yoga pretende enseñar al individuo a actuar de una manera desinteresada, sin pensar en los frutos de su trabajo o el reconocimiento. Este estado es muy difícil de lograr, para el que es necesario la repetición de mantras y un cambio en la actitud mental.

  • Bhakti Yoga: Es un yoga de devoción o fe completa. Esta fe generalmente está en un Dios, en cualquiera de las formas (Rama, Krishna, Cristo, Mahoma, Buda, etc.). La persona que quiere seguir este camino, debe tener un vínculo emocional muy fuerte con el objeto de la fe, ya que el flujo de energía emocional se dirige a este objeto. La mayoría de las personas suprimen sus emociones, y eso a menudo se refleja en forma de desórdenes físicos y mentales. El Bhakti Yoga libera esas emociones reprimidas y trae la purificación del ser interno.

  • Ashtanga Yoga: Ashtanga significa en sánscrito “ocho pasos” y tiene su origen en el hatha ya que incorpora varias de sus posturas pero consiste en un movimiento más activo y fluido con relación directa a la respiración y se lo considera mucho más rápido y exigente. Es similar al Vinyasa en el sentido de que vincula cada movimiento a una respiración, pero la diferencia es que Ashtanga siempre realiza exactamente las mismas posturas en el mismo orden.

  • Vinyasa Yoga: Vinyasa es una palabra sánscrita que se traduce como «colocar de una manera especial», refiriéndose a una secuencia de posturas, por lo que es un término general que describe muchos estilos diferentes de yoga. En esencia, son movimientos fluidos intensos sincronizados con la respiración. La intensidad de la práctica es similar a Ashtanga, pero la diferencia es que no hay dos clases de Vinyasa iguales.

  • Jivamukti Yoga: El método Jivamukti Yoga expresa los aspectos espirituales y éticos de la práctica del yoga que han sido desatendidos o devaluados por los practicantes occidentales. Es una forma de asana vigorosa y desafiante, con énfasis en el estudio de las escrituras, el canto sánscrito, el vegetarianismo, la no violencia, la meditación, la devoción a Dios y el papel que juega la música en la práctica del yoga.

  • Power Yoga: Power yoga se usa para describir un vigoroso yoga al estilo Vinyasa. Originalmente se parecía mucho a Ashtanga (que  como hemos visto combina estiramiento, entrenamiento de fuerza y respiración meditativa), de hecho era un intento de hacer Ashtanga más accesible para los yoguis occidentales. Pero el Power yoga lleva Ashtanga un paso más allá. Muchas de las asanas se asemejan a las posturas básicas, pero la clave para potenciar el yoga es el ritmo. En lugar de hacer una pausa entre poses (como se haría en el yoga tradicional) cada movimiento fluye hacia el siguiente, por lo que es un ejercicio aeróbico intenso.

  • Yoga Nidra: El Nidra trata de llevar al practicante a un estado de profunda meditación para relajarse físicamente y alcanzar un estado de descanso total para eliminar aquellos pensamientos negativos que nos pueden estar gobernando. Se trata de lograr en el alumno una paz interior absoluta mediante un silencio total y una relajación corporal extrema. El Yoga Nidra esta dirigido a manejar la conciencia, con la finalidad de estar más cerca de lo que podría describirse como un trance. La meditación y los ejercicios de relajación dan lugar a una fase de despertar semiconsciente en el umbral del sueño

  • Yoga Aéreo: Similar a la práctica de telas, el yoga aéreo se realiza sujetando a los practicantes con una tela o trapecio para que todas las posturas puedan practicarse desde ese ambiente aéreo. Al contrario de lo que se cree, la introducción de este elemento facilita las flexiones y ayuda a que el practicante pueda sostenerlas por más tiempo.

  • Jnana Yoga: Es el proceso de convertir el conocimiento intelectual en sabiduría práctica. Jnana significa literalmente «conocimiento», pero en el contexto del yoga significa el proceso de conciencia meditativa que conduce a la sabiduría iluminativa.No es un método por el cual tratamos de encontrar respuestas racionales a las preguntas eternas, sino que es una parte de la meditación que conduce a la autoinvestigación y la autorrealización.

  • Anusara Yoga: El estilo anusara es un nuevo sistema de hatha que enseña los Principios Universales de Alineamiento (PUA) que subyacen en todas las posturas de yoga. Fundado por John Friend, la práctica de anusara se divide en tres partes, conocidas como las Tres Aes: actitud, alineación y acción. En lugar de intentar encajar a todos en posiciones estándar, los practicantes son guiados a expresarse a través de las poses en su máxima capacidad.

  • Yin Yoga: El Yin Yoga trabaja los tejidos conectivos de los ligamentos, la fascia, las articulaciones y los huesos. Una característica significativa es la naturaleza pasiva y prolongada de las asanas (que tienen una duración de 5 a 20 minutos), pero a pesar de que es pasivo, el Yin yoga puede ser bastante desafiante debido a las largas detenciones, especialmente si tu cuerpo no está acostumbrado. El objetivo es aplicar un estrés moderado al tejido conectivo para aumentar la circulación en las articulaciones y mejorar la flexibilidad.

  • Yoga Restaurativo: El yoga restaurativo es un estilo suave, relajante y pasivo que permite a los practicantes relajar cuerpo y mente. Consiste en liberar el cuerpo en un suave estiramiento con solo cuatro o cinco posturas simples (a menudo son modificaciones de asanas estándar) que se mantiene durante 10 minutos.

  • Kundalini Yoga: Kundalini yoga incorpora movimientos o ejercicios repetidos, técnicas de respiración dinámica, canto, meditación y mantras. Cada ejercicio específico de Kundalini, denominado kriya, es un movimiento que a menudo se repite y se sincroniza con la respiración. La práctica está diseñada para despertar la energía en la base de la columna vertebral, con el fin de atraerla hacia arriba a través de cada uno de los siete chakras.

  • Iyengar Yoga: Este tipo de yoga es un yoga purista que lleva el nombre de su fundador B.K.S. Iyengar, uno de los gurús más influyentes de nuestro tiempo. Es un estilo de yoga muy meticuloso, en el que se presta la máxima atención para encontrar la alineación musculoesquelética adecuada en cada asana. Para ayudar a encontrar la alineación adecuada, Iyengar cuenta con una amplia gama de accesorios de yoga: bloques, mantas, correas, sillas y almohadas. Es apropiado para todas las edades y habilidades, ya que no es muy enérgico, pero te sorprenderá descubrir cuán difícil es mantenerse física y mentalmente.

  • Yoga Prenatal: Son posturas de yoga cuidadosamente adaptadas para mujeres embarazadas. El yoga prenatal está diseñado para ayudar a las mujeres en todas las etapas del embarazo, incluso aquellas que vuelven a ponerse en forma después del parto.

  • LuJong o Yoga Tibetano: Lu Jong, es una serie simple de movimientos corporales realizados junto con la respiración rítmica, que tiene profundos efectos en la salud de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Al trabajar con el cuerpo de esta manera específica, podemos desarrollar resistencia a las enfermedades, claridad mental, emociones equilibradas y energía vibrante. En otras palabras, a través de Lu Jong, encontrarás fuerza, estabilidad y felicidad. Estos movimientos son una práctica del budismo tibetano. Muchas personas no son conscientes de que existe una tradición de movimientos físicos dentro del budismo tibetano; piensan que las prácticas budistas son estáticas y estar en un colchón. Sin embargo, debido a su interconexión íntima, uno puede trabajar en la mente a través del cuerpo.

  • Ananda Yoga: Son posturas suaves diseñadas para mover la energía hasta el cerebro y preparar el cuerpo para la meditación. También es es un enfoque en una alineación corporal adecuada y una respiración controlada. Es uno de los tipos de yoga para principiantes, porque aunque no termines sudando, si que te sentirás más tranquilo y relajado.

  • Bikram Yoga: Estilo popularizado por el controversial Bikram Choudhury, quien tomó esta técnica originalmente de B. C. Ghosh, que consiste en veintiséis posturas y dos técnicas de respiración, en una habitación a 40ºC, con una humedad del 40% y una duración de noventa minutos. Al igual que Ashtanga, Bikram siempre sigue la misma secuencia, aunque no la misma que la del Ashtanga Yoga. Es uno de los tipos de yoga para adelgazar, pues este yoga en caliente está diseñado para sudar, eliminar toxinas, controlar el peso y permitir un movimiento más profundo.

  • Hot Yoga: Es muy parecido al Bikram ya que es un tipo de yoga que se practica en una habitación a 40ºC. En general, la única diferencia entre Bikram y Hot Yoga, es que este último no sigue la secuencia de posturas de Bikram, por lo que debe tener otro nombre diferente.

© 2020 Silencio y Meditación - Presencia Interior - Observa tu Sol Interior.