• Fernando

LLEGÓ EL MOMENTO DE SER SILENCIO Y MEDITACIÓN

En la noche más oscura es cuando la luz más brilla, en el hemisferio norte ya pasamos la noche más larga y el día más corto, un día cargado de energía idóneo para meditar y reflexionar.

El mensaje que me llegó es el hecho de poder discernir en todo momento para poder vivir nuestra paz, la meditación no es solo sentarse en un lugar silencioso para encontrar la paz que somos, es ser el silencio que observa cualquier ruido en todo momento, el propósito de nuestra vida en la tierra es ser esa paz y expandirla con los demás.


Ser tu silencio no significa quedarse callado o no hacer cosas, sino mantenernos alerta y en estado meditativo, con aceptación, dejando pasar pensamientos y respondiendo con tranquilidad ante los retos o provocaciones del día a día, eso es el arte de la atención plena, nos sentirnos cómodos en el momento presente. Dejamos de ver las cosas como buenas o malas sino que las vemos desde un punto de vista neutral. Somos más amables con nosotros mismos y con los demás, pues reconocemos el Ser eterno dentro de nosotros y en todo, entonces decides rendirte y confiar. El universo es una inteligencia infinita que va más allá de nuestra razón, deja que el silencio de tu corazón te guíe.


Estamos acostumbrados a ir deprisa con la revolución de la tecnología, tenemos que aprender a detenernos, ir con más calma, respirar más profundo, sino el Ego tomará la iniciativa de tomar el control, el es como un mago astuto, sin embargo, una vez que lo observas y entiendes aprendes a tenerle compasión, el origen de estos condicionamientos es la repetición inconsciente por muchísimos años, una especie circulo vicioso, sin embargo tú tienes el poder discernir y una atención perfecta para tomar la decisión más alta, la que razone más con tu corazón. El Ego no es malo ni bueno, solo es inconsciente y estamos aprendiendo mucho de él, pero si queremos ser como nuestro creador tenemos que tener la humildad y disposición de aportar algo mejor a este mundo y eso se logra creando espacio. La tierra está ascendiendo y nosotros con ella, es momento de permitir que nuestro sol interior brille y ayudarnos con mucha compasión los unos a otros a volver a casa, aquí y ahora.


De esto se trata el despertar de la consciencia que empezó hace 7 años anunciado con el fin del calendario maya, la inconsciencia se disuelve en la consciencia, a medida de que escojas identificarte con tu silencio y dejas que ocupe más espacio, ya no necesitarás pensamientos para convencerte de que todo está bien. Ser como Dios es saber dar sin esperar nada a cambio, es dejar atrás esas ilusiones de que alguna manifestación te hará más feliz en el futuro que ahora, tu ya eres feliz, simplemente estás buscando la felicidad ahí afuera, con cosas materiales, cuando esta se encuentra dentro de ti, en tu corazón y es eterna.

Fernando Aguilar



© 2020 Silencio y Meditación - Presencia Interior - Observa tu Sol Interior.